#clubdelectura

La vigilante – Ana L. Román (Lectura conjunta)

Esta es mi segunda lectura conjunta con el club Las lunas del reino, así que antes de nada quiero agradecer tanto a Eva (del blog La reina lectora) como a la autora por darme la oportunidad de leer este libro.

portada-la-vigilante-ana-l-roman

Ficha técnica

Título: La Vigilante

Autora: Ana L. Román

Nº de páginas: 336

Bilogía(?)

Año de publicación: 2015


Sinopsis

¿Alguna vez te has preguntado si los monstruos existen? Quizá deberías. Desde pequeña he escuchado la misma historia: Un concilio creado para preservar el equilibrio entre el mundo humano y el suyo, la responsabilidad sobre los hombros de mi antepasada, cuyo poder y deber pasan de generación en generación. Ahora es mi turno en la línea, una sombra del pasado ha vuelto y amenaza con destruir la paz y sumir a nuestro mundo en el caos. Sé que nunca he sido normal, pero ahora la traición, la venganza y el destino regirán mi vida. Yo soy la vigilante. Y solo yo puedo preservar el equilibrio


Opinión

La historia empieza genial. Resulta interesante y consigue engancharte pero conforme avanza todo, la emoción inicial va disminuyendo considerablemente. La idea de La Vigilante, un ser que debe mantener el equilibrio entre todos los seres sobrenaturales y los humanos, es bastante buena y aunque el mundo que crea no es muy original ya que están las mismas criaturas de siempre (vampiros, licántropos…) si hay ciertos detalles que le da un toque de originalidad bastante bueno, pero creo que la autora no ha sabido llevarlo del todo bien.

El mundo que ha creado no está bien definido. En un principio te cuenta una historia para explicarte un poco como está la cosa, pero no profundiza lo suficiente. Además, a lo largo del libro, hay pequeños momentos que resultan algo confusos ya que quiere contar demasiado en un solo instante y eso hace que te pierdas un poco.

Los personajes tienen bastante potencial y a mí personalmente Hattori me encanta, pero al igual que con la historia, no están del todo definidos. Y todo esto es, en mi opinión, porque se centra por completo en los romances. Toda la historia gira entorno a las relaciones de la protagonista, y de hecho todo lo que va ocurriendo en este primer libro es por culpa de uno de esos romances, porque si, hay una supuesta trama principal que tiene que ver con un antiguo enemigo que quiere destruirlos a todos, pero toda esa historia se queda de telón de fondo. Esa trama no se desarrolla completamente ni de buenas formas, porque la autora solo va a centrarse en la historia de los enamorados. Y eso no me importaría mucho, si no fuera porque cae en los eternos clichés de triángulos amorosos y amor instantáneo. La primera relación tiene una historia detrás que van contando y a mi me pareció genial, pero luego te mete con calzador otra relación con sentimientos que salen de la nada de un segundo a otro y que trata de justificar con ideas de destino.

Otra cosa que quiero resaltar porque me parece ya muy tópico y nunca me ha convencido, es eso de que los padres (o quien sea) oculten lo que realmente son a sus hijos. Que vale, aquí se supone que Melissa ya sabía todo, pero cuando vienen los problemas se ve que ella no sabía ni la mitad de las cosas, además de que no estaba lo suficiente preparada. Esto es algo que me jode mucho y no entiendo por qué tanta gente lo cuela en sus historias porque es absurdo. Sobre todo porque la razón por la que lo hacen todo siempre es la misma: “quería protegerte”, “quería que tuvieras una vida normal”. De verdad?!?! Es que no tiene sentido, si yo tuviera una hija destinada a hacer x cosa, y supiera que hay seres sobrenaturales muy poderosos que pueden matarla, la entrenaría y le contaría hasta el mas mínimo detalle para que esté preparada y sepa actuar. No la alejaría de todo para que pueda tener una vida”normal”, para luego acabar poniéndola en peligro a ella y al resto del mundo, para finalmente tener que liarla y contarle todo rápidamente y de malas maneras para que se ponga al mando sin tener ni puta idea.

Mi última queja del libro, es sobre las faltas de ortografía. Al principio solo notaba problemillas con los puntos y las comas, pero según avanzaba iba viendo cada vez más faltas que desde mi punto de vista se podrían haber quitado si le hubieran echado un vistazo. Puedo entender que una persona tenga ciertas faltas, pero si decides escribir un libro para venderlo, creo que esas cosas hay que corregirlas mucho antes de sacar el libro a la luz. Aunque mi cabreo en esta ocasión (y no es la primera vez) va para la editorial. No me explico como una editorial es capaz de publicar un libro con esas faltas. No sé muy bien como va todo, pero se supone que ellos hacen una corrección, e incluso si no la hacen (por la razón que sea) publicar un libro así me parece muy poco profesional.

A pesar de todo lo dicho, hay cosas que me han gustado muchísimo y que son la razón por la que ahora mismo tengo una relación de amor-odio con este libro (últimamente me pasa mucho con mis lecturas):

La parte que más me ha atraído desde el primer momento ha sido todo el ambiente japonés. Eso me ha ENCANTADO!! Todo lo del kendo, las espadas y demás, es genial. Me ha gustado mucho que la autora decidiera centrarse en otras culturas y países a los que no estamos acostumbrados y me hubiera gustado que lo explotara un poco más. Aunque puede que eso pase en la segunda parte. Y bueno, yo no sé mucho de Japón y toda su cultura, pero siempre me ha atraído bastante y este libro me ha animado lo suficiente para ponerme a investigar más sobre ello.

Otra cosa, o más bien persona, que me atrajo desde el primer instante es Hattori. Este chico, por favor… Es super adorable y se convirtió rápidamente en mi personaje favorito de toda la historia. Si es cierto, que la forma en que acaba todo (a pesar de que ya me lo suponía) me jodió un poquito bastante, pero igual, él sigue siendo mi favorito y pienso apoyarle haga lo que haga.

Así en general, todo el principio con la historia de Hattori y Melissa, me gustó muchísimo y como dije al principio, la idea del libro es buena y me enganchó en un primer momento, pero la forma de desarrollarlo todo, hizo que fuera perdiendo interés.

Anuncios