#autopublicados

Los secretos de un recuerdo – Andrea Golden

maxresdefault

Ficha técnica

Título: Los secretos de un recuerdo

Autora: Andrea Golden

Nº de páginas: 266

Autoconclusivo

Año de publicación: 2016


Sinopsis

Los secretos de la historia de Alicia, una anciana de noventa años que vive en Charleston (Estados Unidos) junto a su nieta Caly, saldrán a la luz…
Tendrá que testificar en el último gran juicio que se celebrará en Bruselas dentro de un mes y en el que se juzgará a Elena por crímenes contra la humanidad.
Lo que la anciana confesará en ese juicio descubrirá la inhumana existencia de una judía en tiempos de guerra y la lucha por subsistir aferrándose a cualquier circunstancia que la mantuviera con vida.
Los detalles de esa narración, y el cambio que experimenta Caly en Bruselas, desembocarán en una atracción por un hombre que cambiará su insípida vida.


Opinión

Hoy traigo la reseña de una de las dos maravillas que lei en marzo gracias al club Las lunas del reino. La otra maravilla la publicaré la semana que viene, a más tardar.

Es este libro, nos encontramos con tres puntos de vista: El primero es el de Caly, que transcurre en el presente, el segundo es el de Alicia (Rebecca) que nos trasporta al pasado para contarnos todo lo que ella vivió durante la Segunda Guerra Mundial y el tercero que aparece un poquito más adelante, es el de Elena que gracias a unos escritos que dejó antes de morir consigue completar la historia.

Elena no sólo era mi esperanza de vida en ese momento, sino que se había convertido en anhelo para mi corazón.

Lo único malo que tengo que destacar de este libro, es la historia del presente. No me ha gustado. Creo que sobraba, y mucho, toda esa tontería que lian con la otra pareja, la “adicción” de Caly que se cura de un momento a otro y el romance que se da. Realmente no aporta nada, y me parece que está muy metido a presión.

La historia del pasado en cambio, me ha parecido increíble. Tiene una parte bastante dura en la que la autora nos muestra claramente como los nazis trataban a los judíos durante la guerra. Los tenían encerrados como animales y les hacían trabajar para ellos como si fueran esclavos. Al mínimo error que tuvieran les pegaban un tiro como si nada. Te dejan muy claro que no los consideraban humanos, si quiera. Para ellos no eran más que escoria y su vida les importaba una mierda. Y para completar, de forma paralela a todo eso, nos encontramos con una parte más humana y conmovedora. Aquí podemos ver como Elena, a pesar de todo, se preocupa realmente por las otras dos mujeres. Vemos también como avanza la relación entre Rebecca y Elena, y como Alina y Rebecca se aferran a la música que tanto aman para mantenerse con vida mientras se apoyan entre ellas incondicionalmente.

El viento chocaba en mi cara y mis ojos lloraban, no por el contacto con el aire sino de sentirlo, de percibirlo corriendo por mis mejillas mientras recorríamos esa carretera.

Al final descubrimos una parte heroica de la historia que ha quedado oculta para muchos de nosotros. Y también nos damos cuenta de que hay veces que por mucho que queramos a alguien, eso no es suficiente para arriesgar todo lo que tenemos o hacemos. Por desgracia, hay personas que solo pueden quedarse en nuestros recuerdos.

SPOILER

Habría dado media vida porque Rebecca y Elena se hubieran reencontrado en algún momento. De verdad que eso de que no se reencontraran nunca, me dolió y no lloré de milagro.

FIN DEL SPOILER

Puntuación

Mi puntuación final para este libro fueron 4 estrellas, y si no le di las 5 fue por la historia del presente que como dije al principio, no terminó de convencerme.

 

 

Anuncios

Tras la última sombra roja – Jose Boix Cisneros

tras-la-ultima-sombra-roja-inicio

Ficha técnica

Título: Tras la última sombra roja

Autor: Jose Boix Cisneros

Nº de páginas: 322

Autoconclusivo

Año de publicación: 2016


Sinopsis

La acción, salpicada de intriga, relata la historia del extraño secuestro de unos cooperantes en África. ¿Qué esconde realmente la desaparición de esos voluntarios españoles e ingleses en el corazón de un continente plagado de conflictos sin resolver? ¿Cómo afrontarán los protagonistas una situación límite para la que nadie está preparado? Empieza el viaje y descubrirás, en los recovecos de la trama de este thriller sorprendente, quizás mucho más de lo que imaginabas.

 


Opinión

Este libro me ha gustado muchísimo. Si es verdad que al principio tuve unos problemillas y pensé que lo iba a aborrecer, pero al pasar esas pocas páginas, me enganché y la historia me acabó sorprendiendo muy gratamente porque no fue por donde yo me esperaba. Al leer las primeras páginas, pensé que todo el libro se centraría en el secuestro y en lo que sufren los protagonista durante todo eso, pero no fue así. Por suerte, el autor no se centra solo en la violencia ni va solo a hablar de lo malas y violentas que son algunas personas en Uganda, no. El autor va más allá por lo que en esta historia no solo nos encontramos con la brutalidad (provocada por la ignorancia y el miedo) que hay en ese lugar, si no que vemos la parte humana. Esa parte que muchas veces se nos olvida que está ahí porque la violencia que hay la cubre casi por completo.

También descubrimos que detrás de toda esa violencia hay mucho más. Esas personas no actúan así solo por maldad o para divertirse y eso se ve aquí. Además, vemos las diferentes reacciones que se dan ante un suceso tan traumático.

Dicho esto, quiero hablar sobre las cosas que no me han agradado tanto.

Lo primero a destacar, es que no nos cuenta nada de cuando están en el poblado ayudando. De un momento a otro ya han llegado al lugar, a la página siguiente tienen un pequeño susto y al minuto siguiente ya les han secuestrado. Me hubiera gustado que hablara más de ese lugar, de las personas que vivían allí, de los voluntarios, de lo que hacían exactamente, etc. En esta parte también se podría haber extendido un poco más para contar bien ese “romance” que se da, porque sinceramente, así como nos lo han presentado, no aporta absolutamente nada a la historia ni importa lo más mínimo.

La otra gran parte donde me hubiera encantado saber más, es en el momento de la venganza. Lo único que te cuentan es como Marcos busca ayuda y prepara todo para ir a por el otro, pero no se ve más. Cuando se va a poner interesante, te lo cortan. Que no era necesario tirarse medio libro contando todo el trayecto y como se cargaba al hombre, pero no me lo quites así!!

Y ya por último, también creo que debería haber contado más en la parte del secuestro, cuando los castigan por intentar escapar, y por encima de eso, cuando están con los sacrificios.

Quiero dejar claro, que todo esto no me parecen cosas realmente malas, y repito que este libro me ha gustado mucho. Me sorprendió ya que por el principio pensaba que lo iba a odiar, pero si es cierto que en esas partes te deja un poco frio, y a mí personalmente no me gustó. De hecho, respecto a todo esto, añado que me siento estafada (exageración al 80%).

Antes de empezar el libro, leí varios comentarios donde decían: “es muy fuerte”, “me puso la piel de gallina”, había incluso una chica diciendo que tuvo que dejar de leer en algunas partes. Claramente, para mí todo eso es una exageración monumental, porque en serio, este libro no cuenta nada fuerte!! Osea, sí, las cosas que pasan son fuertes, tampoco vamos a engañar, pero pasan sin más. Como ya he dicho, no hay chicha, no hay una descripción que te haga revolver las tripas en esos momentos tan crudos. Y oye, no me quejo (no mucho, al menos) pero al leer esos comentarios yo me esperaba estar todo el rato echando espuma por la boca de la rabia e impotencia y sinceramente, a mí esos momentos no me han movido ni un pelo. Eso sí, en la tercera parte cuando está el otro en el poblado y están cuidándole, los niños yendo a verle y llevándole al río para enseñarle como pescan, y demás, pues me conmovió bastante y desde que se va, estaba esperando que pudiera volver para ver a esas personas. Y eso es por lo que más me ha molestado todo lo anterior, porque ahí el autor nos demuestra que sabe meterte en la historia. Aquí profundiza en todo, se extiende para contar lo que pasa, da detalles y consigue que sientas algo. Por eso no entiendo por qué al principio, pasa todo por encima y no se para a contarlo en profundidad o a dar más detalles. Simplemente te suelta un “pues ahora pasa esto”, “ahora le cortan la mano”, “ahora ha matado a este”, y así. Pero no lo cuenta realmente, no dice exactamente como pasa ni te da detalles suficientes para meterte en la historia y que parezca que estás presenciando algo realmente inhumano. Que oye, a lo mejor es cosa mia que soy una insensible de mierda, no lo sé. Pero es que a mí si me pones una violación en plan “la cogió y la violó” pues yo solo pienso “joder, que cabronazo” pero nada más. Ni me inmuto, ni me preocupo y a las dos líneas es que ya ni me acuerdo de lo que le ha pasado a la muchacha. Para mí en esos casos falta mucha descripción, al menos para causar un impacto fuerte en los lectores.